EDUCAR EN LOS LÍMITES Y LAS NORMAS

 

 

 

La mayoría de los adolescentes se resisten a que se les ponga límites a sus comportamientos, pero al mismo tiempo los necesitan.

 

El adolescente en la búsqueda de su propia identidad, siente las normas como impedimentos para alcanzar su libertad, sin embargo estos son fundamentales para su adecuado desarrollo.

 

 

 

LA IMPORTANCIA DE LOS LÍMITES Y LAS NORMAS

 

 

 

  1. Aún no tiene competencias para responsabilizarse de todas sus acciones

 

  1. Los límites que marcan los padres otorgan al adolescente seguridad y protección

 

  1. Los hijos necesitan saber que  el cariño que los padres sienten por ellos, les lleva a establecer normas que eviten situaciones que les pongan en riesgo

 

  1. Los adolescentes muestran dificultades para regular sus emociones y sentimientos, lo que les lleva  a no controlar tampoco sus comportamientos. Las normas y límites les ayuda a regular de forma externa lo que aún no pueden controlar internamente

 

  1. Mediante las normas, los adolescentes van creando sus propios referentes y su escala de valores

 

  1. Los límites y las normas ayudan a lograr una convivencia más organizada

 

  1. También preparan al adolescente para la vida en una sociedad que se rige por restricciones y obligaciones que deberá cumplir

 

  1. Les ayuda a generar de forma progresiva tolerancia a la frustración

 

 

 

 

 

 

¿CÓMO ESTABLECER NORMAS DE FORMA EFICAZ?

 

 

 

  1. Las normas serán mejor aceptadas si se imponen de forma democrática en vez de en forma autoritaria

 

 

  1. Por norma general, si los adolescentes participan en el establecimiento de las normas, facilitará que las asuman como propias

 

  1. Las normas y límites deben de ser sencillos, para que el adolescente se sienta capaz de cumplirlas

 

  1. Estimulando más la intención que la perfección evitaremos el sentimiento de fracaso

 

  1. Premiar la conducta adecuada con privilegios  y elogios

 

  1. Dar instrucciones concretas y marcar tiempos razonables

 

  1. Plantearle “Cuando hayas hecho… entonces podrás…” y  ser firmes

 

  1. Nunca anticipar privilegios

 

  1. Potenciar el aprendizaje de la autonomía

 

  1. Enseñarles a resolver  contratiempos por ellos mismos

 

  1. No hacer por él, aquello que él pueda hacer por sí mismo

 

  1. Nunca deben convertirse en normas las cuestiones de gustos, opiniones o intereses personales (P. Ejm:  prohibir la forma de vestir de nuestros hijos porque su aspecto nos horrorice)

 

  1. No es honesto exigir a los hijos cosas que nosotros mismo no somos capaces de cumplir

 

  1. Todo incumplimiento voluntario e injustificado de una norma debe tener unas consecuencias

 

 

 

 

No todas las normas que se establecen son igual de importantes. Existen algunas que siendo deseables pueden ser flexibles.

 

 

 

CÓMO CATEGORIZAR LAS NORMAS

 

 

Fundamentales

 

 

  • Son obligatorias
  • Responden a valores básicos
  • Es necesario que sean pocas y claras
  • No son negociables

 

 

Importantes

 

  • Están relacionadas con los hábitos, pautas de comportamiento..
  • Podemos tener  cierta flexibilidad según las situaciones
  • Son negociables
  • Deben de ser pocas y claras

 

 

Accesorias

 

  • Son más numerosas
  • Aunque son importantes, no son esenciales para la convivencia familiar
  • La flexibilidad puede ser mayor
  • Son las más negociables
  • Podemos aprovecharlas para que los adolescentes se organicen por su cuenta

 

 

 

 

INCUMPLIMIENTO DE LAS NORMAS

 

 

  1. Las consecuencias o castigo por incumplimiento de una norma, no pueden exceder en gran medida la magnitud del agravio

 

  1. El castigo no debe de tener carácter retroactivo, ni ser usado como venganza

 

  1. Cuando se recibe un castigo excesivo, no es educativo ni se consigue corregir la  actitud de nuestro hijo, sino que crea  en él, sentimiento de rencor, agresividad y fantasías de venganza

 

  1. Se debe informar al menor de cuál o cuáles van a ser específicamente las consecuencias del incumplimiento de normas

 

  1. Siempre que se actúe inadecuadamente, se deberá aplicar el castigo y no sólo a veces

 

  1. La aplicación del castigo deberá de hacerse lo más próximo posible  en tiempo, a la emisión de la conducta no deseada

 

  1. El castigo debe de ser siempre dela misma intensidad y no verse influenciado por nuestro estado emocional

 

  1. El castigo no se puede generalizar, deberá de ser individualizado y dependerá de las características de cada sujeto

 

 

 

 

FUENTE: Guía “Cómo convivir con adolescentes” Consejería de Familia y Asuntos Sociales – Dirección General de Familia (Comunidad de Madrid)

 

 

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es