MIS PADRES NO TIENEN TRABAJO

 

 

  • El trabajo es uno de los elementos de más peso en nuestra vida. Fuente importante de nuestra autoestima.

 

  • Cuando la persona pierde su trabajo, influye notablemente en su bienestar tanto físico como psicológico, tanto más cuanto más tiempo se mantenga la situación de desempleo.

 

  • Cuanto más tiempo pasa la persona en desempleo, más disminuye su motivación y aparece la sensación de que haga lo que haga va a dar igual

 

Consecuencias inmediatas del desempleo

  1. Pérdida de la forma de obtener ingresos económicos
  2. Complicación de tener que buscar un nuevo empleo
  3. Mayor utilización de los servicios sanitarios por trastornos físicos y psíquicos

 

 

Problemas Físicos

  1. Aumento de los niveles de hormonas corticotropas (THC), estas hormonas son las que aparecen como reacción natural al estrés y están relacionadas con trastornos depresivos
  2. Alteraciones del sueño
  3. En caso de madres embarazadas, mayor riesgo de aborto, partos prematuros y numerosos trastornos perinatales y postnatales…
  4. Trastornos cardiovasculares
  5. Trastornos respiratorios
  6. Mayor consumo de tabaco y alcohol
  7. Mayor riesgo de consumo drogas
  8. Mayor probabilidad de accidentes

Problemas Psíquicos

  1. Depresión
  2. Ansiedad
  3. Trastornos psicosomáticos (asma, artritis, úlceras, dolores de cabeza y cardiopatías coronarias)
  4. Desarrollo de trastornos fóbicos
  5. Neurosis del paro: consiste en una búsqueda frenética y exagerada de empleo que conlleva una debilidad y agotamiento que se complica con falta de sueño, depresión y manifestaciones hipocondríacas
  6. Trastornos cognitivos: Retardos en los tiempos de reacción, problemas de memoria y atención

 

Las personas desempleadas no tienen por qué presentar todos los problemas físicos y  psíquicos que  aquí se describen, aunque basándonos en estudios realizados, tienen más riesgo en padecer algunos de ellos que las personas laboralmente activas

 

 

¿Qué podemos hacer?

NO debemos hacer

SI debemos hacer

  1. Culpabilizar
  2. Agobiar
  3. Dramatizar basándonos sólo en lo negativo de la situación
  4. Utilizar al desempleado para que haga las tareas domésticas que  a nadie le gusta, esto acelera la visión negativa que tendrá de si mismo
  1. Reforzar los aspectos positivos de nuestra familia
  2. Dar a entender que no somos lo que ganamos, sino el potencial que llevamos dentro
  3. Ayudar al desempleado a reconocer sus intereses y preferencias profesionales
  4. Colaborar en su búsqueda activa de empleo
  5. Potenciar los aspectos positivos de la situación: más contacto con la familia, más tiempo para realizar actividades gratificantes…
  6. Fomentar el contacto social
  7. Procurar que no se sienta solo
  8. Hablar del tema con naturalidad, ya que es una situación solucionable
  9. Demostrarle que no es sólo su problema, que es de todos
  10. En caso de ser necesario buscar ayuda profesional

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE CONSULTADA:

Dirección General de Familia Consejería de Familia y Asuntos Sociales  Comunidad de Madrid

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es