NIÑOS JUGANDO A SER MAYORES

 

Los niños crecen deprisa. A partir de los diez años quieren entrar en el mundo de los adultos. Maquillaje, revistas, novios/as… dejando atrás los cuentos, los disfraces y su infancia.

 

La sociedad y sobre todo los medios de comunicación les llevan a vestirse y comportarse como mayores. Las empresas se han dado cuenta que los niños son los mejores consumidores, ya sea directamente o a través de sus padres.

 

 

Las series infantiles están protagonizadas por jóvenes, por lo que luego no es extraño que los niños que las ven quieran comportarse y bailar como sus actores favoritos aunque no corresponda a su edad. 

 

 

En lugar de ir agotando cada una de las etapas evolutivas (infancia, adolescencia, juventud) saltan directamente al final cuando aún no están preparados para ello.

 

 

Entran en el mundo de los adultos y sus problemas (consumo de alcohol, drogas, tabaco, sexo…)

 

 

Los niños, niños son…

 

1. Potenciar el juego de la infancia

 

2. Los niños deben ser tratados como tales

 

3. Evitar actividades propias de otros momentos evolutivos (P.Ejm: salir con los amigos

     hasta tarde)

 

4. Supervisar los programas que ven en la televisión y las lecturas por las que se interesan

 

5. Realizar actividades que favorezcan la comunicación y el sentido de pertenencia

 

6. Escuchar a los hijos y hacerles ver que son importantes en la familia

 

7. Respetar el tiempo de infancia (relajar las prisas, aprender a pasear, disfrutar del sol,

    tumbarse en el césped…)

 

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE CONSULTADA:

Dirección General de Familia Consejería de Familia y Asuntos Sociales  Comunidad de Madrid

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es