¡QUIERO LLEGAR MÁS TARDE!

 

Pasar por la adolescencia forma parte del proceso de desarrollo de nuestros hijos. Es una fase de tránsito en la que dejan de ser niños, pero tampoco son adultos.

 

Nuestros jóvenes demandan más libertad y esto choca con los miedos que los padres tenemos.

 

Lo sano es  encontrar un equilibrio que les mantenga unidos a la familia pero al mismo tiempo se les permita tener sus propios puntos de vista y decisiones.

 

 

 

Miedos de los padres

 

  1. Los peligros de la noche
  2. Las drogas
  3. El sexo
  4. Perder competencia como padres
  5. Perder a nuestros hijos

 

 

 

¡ Quiero llegar más tarde !

 

  1. Escuche su petición
  2. Mantenga bajo control sus miedos
  3. Alcance un acuerdo que beneficie a ambas partes
  4. Exija el cumplimiento de los acuerdos alcanzados
  5. Muestre unión con su pareja frente a la toma de decisión

 

 

 

 

Pautas para sobrellevar la adolescencia

 

 

Establecer límites

 

Los límites son necesarios, porque les otorga seguridad

 

 

Instrucciones claras

 

Evitar el uso de generalidades “Tu cuarto es un desastre”, indica con claridad qué es lo que te gustaría que hiciera “Guarda la ropa y los libros en su lugar” “Haz la cama y limpia el suelo”

 

 

Opciones razonables

 

Ofrezca varias opciones al adolescente para que puedan tomar su propia decisión “Prefieres hacer los deberes antes o después de la cena”

 

 

Otorgar libertad

 

A medida que va incrementando la responsabilidad del adolescente, se le irán dando mayores privilegios

 

 

Salud y seguridad

 

Como padres lo primero es velar por la salud y la seguridad de nuestros hijos, por ello hay que hacerles ver que hay ciertas actividades que deberemos prohibir  sin excepciones. Ellos son lo primero.

 

 

Opciones que limiten el futuro

 

Explique a sus hijos que existen buenas y malas decisiones. La diferencia entre unas y otras puede marcar y limitar sus vidas.  P. ejm:  Fumar es dañino y deben comprender que éste hábito puede ocasionarles cáncer de pulmón; tener sexo sin tomar precauciones (aunque sólo sea una vez) puede contagiarles la enfermedad del Sida.

 

 

Guiar no controlar

 

Los adolescentes necesitan oportunidades para experimentar y cometer errores. Los padres deberán guiarlos para que los errores no sean demasiado graves

 

 

Las acciones tienen consecuencias

 

No debemos ignorar la infracción de límites, ni pasar por alto las malas acciones. Los castigos tienen que ser proporcionales a la ofensa

 

 

Buen humor y creatividad

 

Las imposiciones son difíciles de aceptar por parte de los adolescentes. Haga uso del humor y la creatividad para llegar a ellos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE CONSULTADA:

Dirección General de Familia Consejería de Familia y Asuntos Sociales  Comunidad de Madrid

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es