SER NIÑO HOY NO ES FÁCIL

 

 

El mundo que vivimos hoy es un mundo en continuo cambio, más competitivo, técnico e inhumano. Un mundo que exige una actualización permanente, con unos horarios tan extensos que disminuye la calidad de vida. Los deseos se ven pospuestos constantemente, llenándonos de insatisfacción.

 

Los padres, que arrastramos una gran carga física y emocional, somos los responsables de transmitir confianza y seguridad a nuestros hijos. Sin embargo, lo que ven es cansancio, tristeza y resignación.

 

Cada vez es más difícil que los niños tengan la infancia que necesitan. Tienen menos tiempo y menos espacios para jugar.  Son niños con horarios de adultos, donde siempre vamos corriendo y tarde.

 

La gran sociedad del consumismo les abruma. Reciben mucho más de lo que necesitan y además se les vende que nunca es suficiente. Esto no les hace bien porque pierden el sentido del valor de las cosas.

 

Los niños lo que necesitan fundamentalmente es amor, tiempo, paciencia y seguridad. Y esto, lo necesitan de sus padres.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE CONSULTADA:

Dirección General de Familia Consejería de Familia y Asuntos Sociales  Comunidad de Madrid

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es