ALGO HE HECHO

 

Un hombre paseaba por la calle cuando vio a una niña pidiendo limosna en el suelo. La pequeña iba sucia, parecía hambrienta y no paraba de tiritar. Se aferraba a una vieja manta para entrar en calor.

 

Aquel hombre, al ver la escena exclamó:

 

  • Señor ¿cómo permites estas cosas? ¿Por qué no haces nada para ayudar a esa niña?

 

En cuanto giró la esquina escuchó una voz:

  • Claro que he hecho algo: te he hecho a ti

 

 

FUENTE: CUENTOS PARA ENTENDER EL MUNDO de Eloy Moreno

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es