COME TÚ MISMO TU FRUTA

En cierta ocasión se quejaba un discípulo a su Maestro:

«Siempre nos cuentas historias, pero nunca nos revelas su significado»

El Maestro le replicó: «¿Te gustaría que alguien te ofreciera fruta y la masticara antes de dártela?».

Nadie puede descubrir por ti lo que cada uno debe descubrir por sí mismo.

 

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es