EL ÁRBOL DE LAS PREOCUPACIONES

 

Un rico comerciante contrató a un carpintero para que restaurase una antigua casa que tenía en el campo.

 

Al final de la semana se pasó para supervisar cómo iban los trabajos. Y se dio cuenta de que el carpintero había sufrido varios contratiempos que le habían ido retrasando en el trabajo, incluso su furgoneta se había estropeado y no había podido traer todos los materiales que necesitaba.

 

El comerciante al ver que no disponía de vehículo, se ofreció a llevarle a casa. El carpintero no habló durante todo el trayecto, estaba visiblemente enojado y preocupado por la mala suerte que estaba teniendo. Sin embargo, al llegar invitó al comerciante a conocer a su familia y a cenar, pero antes de entrar se detuvo frente a un pequeño árbol y acarició sus ramas durante unos minutos.

 

Cuando entró en la casa, parecía un hombre feliz. La cena transcurrió entre risas y una animada conversación. Al terminar la velada, el carpintero acompañó al comerciante al coche. Cuando pasaron por delante del árbol, éste preguntó:

 

     - ¿Qué tiene de especial éste árbol?

 

     - Es el árbol de las preocupaciones – respondió el carpintero –

       No puedo evitar los contratiempos en el trabajo, pero no tengo

       porque llevarme las preocupaciones a casa. Cuando toco sus

       ramas, dejo ahí las preocupaciones y las recojo a la mañana

       siguiente, cuando regreso al trabajo. Lo interesante es que cada

       mañana encuentro menos motivos para preocuparme que los

       que dejé al día anterior. 

 

 

Reflexión:   

 

Cargar con las preocupaciones durante todo el día genera estrés, angustia, ansiedad y gran malestar, fomenta la irritabilidad y la negatividad, además de impedirnos disfrutar del presente. Hay que fomentar habilidades que nos permitan soltar lastre diariamente, podemos crear nuestro propio “árbol de las preocupaciones” mediante el deporte, práctica de la relajación…..

 

 

FUENTE: www.psicología-estratégica.com

 

 

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es