EL ÁRBOL DE LOS DESEOS

 

Cuenta la leyenda que existía un árbol con la facultad de hacer realidad todos los deseos del que se guareciera bajo su sombra.

 

Un hombre, tras años de búsqueda, encontró ese árbol. Se sentó bajo su sombra y pidió una suculenta comida. De inmediato aparecieron maravillosos manjares. Cuando se cansó de comer optó por pedir riquezas. Y ante él aparecieron cofres llenos de las joyas más magníficas y de monedas de oro.

 

El hombre comenzó a temblar, temiendo que vinieran ladrones a robarle sus tesoros o su preciado árbol. Entonces apareció una banda de malhechores que se llevaron todo cuanto había acumulado.

 

Reflexión: 

 

La mente es un árbol de deseos; hay que tener cuidado con lo que se piensa y se desea, porque tarde o temprano se hará realidad

 

 

 

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es