LA CASA IMPERFECTA

 

Un maestro de la construcción a punto de jubilarse, recibe un encargo por parte de su jefe. Como un favor personal, le pide que haga el último esfuerzo y construya una casa más.

 

El hombre accedió y comenzó su trabajo, pero sin poner el corazón en lo que hacía. Utilizaba materiales de baja calidad y su trabajo reflejaba desgana.

 

Era una infortunada manera de poner punto y final a su carrera.

 

Cuando el albañil terminó el trabajo, el jefe fue a inspeccionar la casa. Le extendió las llaves de la puerta principal y le dijo “Ésta es tu casa, querido amigo, es un regalo para ti”.

 

Si el albañil hubiera sabido que estaba construyendo su propia casa, seguramente la hubiera hecho totalmente diferente. ¡Ahora tendría que vivir en una casa imperfecta!

 

 

 

Reflexión:

 

Tu vida es el resultado de tus actitudes y decisiones. No se puede cambiar el pasado, pero podemos aprender de él y construir en nuestro presente un mejor futuro.

 

 

FUENTE: www.psicología-estratégica.com

 

 

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es