25 REGLAS DE ORO PARA EDUCAR

 

 

 

     1. Asegúrate que el niño recibe mensajes de amor y respeto (un niño con

         mal comportamiento es quien más necesita oírlo)

 

     2. El niño debe percibir que es importante y aceptado

 

     3. No hagas cosas por los niños que puedan hacer por sí mismos

 

     4. Formula preguntas del tipo ¿Qué? y ¿Cómo? (¿Qué ha ocurrido?

         ¿Cómo te sientes con lo que ha pasado? ¿Qué has aprendido?)

 

     5. Implica a los niños en las soluciones, así aprenderá a solucionar

         problemas

 

     6. Celebra reuniones familiares o de clase con regularidad, en ellas los niños

         aprenden a solucionar conflictos y problemas, así como a ayudarse unos a

         otros

 

     7. Resolver problemas en pareja. Permite que  dos niños  resuelvan solos el

         conflicto, teniendo en cuenta las siguientes normas: no echarse la culpa y

         centrarse en las soluciones

 

    8. Resolución de conflictos:

 

           8.1 No responder a la provocación

          8.2 Dialogar con respeto sobre lo sucedido

          8.3 Elegir una solución consensuada

           8.4 Pedir ayuda si no se encuentra solución

       

   9. Permite que los niños participen en establecer rutinas, esto hará que lo

       lleven a la práctica sin problemas (P. Ejemplo: bañarse antes o después

       de la cena)

 

  10. Ofrecer opciones limitadas para que el niño tenga libertad de elegir.

        Por ejemplo: ¿Prefieres falda o pantalón?

 

  11. Enséñales a centrarse en las soluciones, ofréceles opciones para

        que elijan

 

  12. Permitamos que los niños expresen sus sentimientos, aunque 

        desaprobemos su conducta. P. Ejemplo: ante un ataque de celos

        entendemos sus sentimientos, pero debemos evitar que pegue al

        hermano

 

  13. Asumir culpas, si aceptamos nuestra parte de culpa en el conflicto,

         facilitaremos que el niño asuma su parte también

 

  14. Marquemos tiempos, para que el niño sepa cuándo apagar la televisión

        o cuándo debe empezar a hacer los deberes

 

  15. Escucha activa. Escuchemos sus sentimientos, haciéndoles ver que

        entendemos lo que nos cuentan

 

  16. Supervisar, supervisar, supervisar. Herramienta imprescindible para los

        padres

 

  17. En vez de prohibir algo, oriéntales sobre lo que sí pueden hacer

 

  18. Recuperarse de los errores:

 

         18.1 Reconocer el error cometido

         18.2 Responsabilizarse de ello

         18.3 Reconciliarse (pedir perdón)

         18.4 Resolver (buscar una solución)

 

  19. Mantenerse al margen de las peleas (siempre que no haya riesgo físico),

         ya que los niños deben aprender a resolver sus conflictos

 

  20. Ante un conflicto, aún estando seguros de quién lo ha comenzado, no

        debemos nunca de tomar parte a favor de ninguna de las partes

 

  21. Los niños deben aprender que sus actos tienen consecuencias

 

  22. Las pagas no se relacionan con las tareas

 

  23. Deberán de participar en las tareas domésticas como miembros de la

         familia que son

 

  24. Abrázale, este simple gesto por sí sólo cambia la actitud tanto de los

        padres como de los hijos

 

  25. Dedícales tiempo.  Esto hará que se sientan importantes y aceptados,

        además de ser un momento  bueno para compartir experiencias y

        sentimientos

 

 

 


FUENTE: Libro “Disciplina Positiva” de Jane Nelsen Editorial Oniro

 

 

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es