EDUCAR SIN PERDER LOS NERVIOS

 

 

Si eres de las personas que utilizas los gritos o la regañina de forma repetida. Si insultas o menos precias a tus hijos porque ya no sabes cómo educarles.

 

 ¡Has llegado al sitio correcto!

 

 

  1. Valora la situación y trata de descubrir porque tus hijos se portan mal

 

  1. Evita gritar de forma continua, para no deteriorar su autoestima

 

  1. Educa desde el cariño y la comprensión

 

  1. Nuestros patrones de conducta serán su referente en el futuro

 

  1. Establece límites y normas adecuadas a su edad

 

  1. No bases la educación en el castigo, obtendrás mejores resultados recompensando las buenas acciones

 

  1. No cedas después de decir NO

 

  1. Escúchale y asegúrate que él se da cuenta de ello

 

  1. Evita entrar en contradicción con tu cónyuge en relación a los hijos

 

  1. Enséñales que lo importante no es el éxito, sino el esfuerzo y el tiempo que se emplea en ello

 

  1. Cumple cada promesa y castigo que impongas

 

  1. No amenaces, ni chantajees

 

  1. No pongas etiquetas a tus hijos

 

    14. No generalices, céntrate en los hechos

 

  1. No saques los trapos sucios cada vez que tengáis un enfrentamiento

 

  1. Aporta soluciones que acerquen vuestras posturas

 

  1. Establece rutinas diarias que fomenten hábitos básicos (llevar la ropa a la lavadora, recoger y poner la mesa, limpiar lo que manchen…)

 

  1. No les hagas vivir en un permanente NO: establece las normas que son importantes de cumplir y que bajo ningún concepto deberá saltarse

 

  1. No presentes enfrentamientos que no vayas a ganar y que verdaderamente sean importantes

 

  1. Cuando el niño esté realizando una actividad, no la interrumpas bruscamente, dale tiempo para que termine lo que está haciendo

 

  1. Ayúdalo a tomar sus propias decisiones

 

  1. No critiques delante de los niños a los profesores, familiares, pareja, autoridad….

 

  1. Confía en él, dale espacio para que pueda tener sus propias iniciativas

 

  1. Elógialo en público, asegurándote que él te escucha

 

  1. Dedica tiempo al ocio familiar, creará en él un sentimiento de pertenencia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE CONSULTADA:

Dirección General de Familia Consejería de Familia y Asuntos Sociales  Comunidad de Madrid

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es