FORMAS DE EDUCAR ¿CUÁL ES LA TUYA?

 

 

 

Padres Autoritarios

 

 

  1. Cuando sólo y únicamente se implantan los criterios de los padres

 

  1. No permiten que los hijos manifiesten sus opiniones, llegando a ver estas incluso como un ataque

 

  1. Suelen ejercer una presión continua en sus hijos

 

  1. Basan la educación en “obedecer sin discutir”

 

  1. Son padres fríos con problemas para manejar sus emociones y afectividad

 

 

Los Hijos

 

 

Los hijos al necesitar afecto, serán víctimas de la situación y se someterán a sus progenitores. Coartando así cualquier  tipo de iniciativa que pudieran tener.

 

Ante esta situación tan extrema los adolescentes tienen dos caminos:

 

  1. Rebelarse contra todo lo que represente autoridad:

 

  • Desarrollarán conductas antisociales

 

  • Mostrarán  frialdad emocional

 

  • Incluso en algunos casos la rebeldía puede llevarles a la violencia y a la soledad

 

 

  1. Al no conocer otra forma, se adaptarán a la situación:

 

  • Se identificará totalmente con sus padres, tomando como suyas las opiniones que le inculcan, sin opción a tener las suyas propias

 

  • No logrará su independencia

 

  • No sabrá tomar sus propias decisiones

 

 

 

 

 

 

Padres Permisivos

 

 

 

  1. Disfrazándolo de “libertad” dejan de ejercer como padres

 

  1. Privan a los hijos de normas, dejándolos perdidos y desorientados

 

  1. No les facilitan referencias de actuación para la vida

 

  1. Los hijos no tendrán claro hasta donde pueden llegar sus deseos y hasta donde no

 

  1. Acaban los padres sumiéndose a las peticiones de los hijos, por no enfrentarles o por evitar la rabieta

 

 

 

 

Los Hijos

 

 

  1. Los hijos crecen sin tolerancia a la frustración

 

  1. Sienten que sus deseos tienen que ser atendidos inmediatamente

 

  1. Piensan que sus derechos están por encima de los demás

 

  1. El resultado de este tipo de educación demoledora, especialmente se evidencia en la adolescencia

 

 

 

 

 

 

Padres Sobreprotegedores

 

 

  1. Tratar a los hijos como si fueran tan débiles y dependientes de los padres como cuando eran pequeños

 

  1. Son padres que desean que sus hijos no crezcan

 

  1. Condicionan la personalidad de los hijos haciendo de ellos personas inseguras e indecisas

 

 

 

Los Hijos

 

 

  1. Los hijos crecerán con deficiencias para establecer relaciones con sus compañeros

 

  1. Serán ineficaces a la hora de defender sus derechos

 

  1. En casos extremos, serán objeto de rechazo por sus compañeros al percibir su inseguridad

 

  1. Aunque fuera de casa son inseguros y tímidos, dentro se mostrarán como dictadores, caprichosos e intolerantes

 

 

 

 

 

 

Padres Disciplina con Amor

 

 

  1. Tan malo es dejarles que hagan lo que les dé la gana, como mostrar frialdad afectiva

 

  1. Los hijos necesitan el amor para saber que sus padres les aceptan

 

  1. Las limitaciones son imprescindibles para su correcto desarrollo

 

  1. Las normas y límites siempre se han de cumplir independientemente del estado de ánimo de los padres

 

  1. Antes de prohibir algo, reflexionar sobre ello para asegurarnos que vamos a cumplirlo aunque nos cueste

 

  1. Evitar poner normas en momentos de descontrol, ya que es probable que tengamos que echarnos atrás y de este modo nos desautorizamos nosotros mismos

 

  1. Mantener siempre un comportamiento coherente con lo que inculcamos, de nada sirve echarle la charla para que no haga algo que después hacen los padres

 

  1. Poner pocas reglas, pero estas tienen que ser claras e innegociables

 

  1. Tener pensadas las sanciones que se aplicarán si se incumple alguna de las normas, así los hijos sabrán a qué atenerse

 

  1. Modificar las normas  a medida que los hijos vayan creciendo, dándoles la oportunidad de demostrar su responsabilidad y  como padres premiaremos dicha  responsabilidad con mayor libertad

 

  1. Utilizar la empatía para entender a los hijos

 

  1. Los padres deben dedicar tiempo a sus hijos, realizar actividades en familia, fortalecerá los lazos familiares y desarrollará su sentimiento de pertenencia

 

  1. Jamás cambiar tiempo por bienes materiales

 

  1. Practicar la escucha activa, déjales hablar y repite frases o trozos de lo que ellos dicen sin hacer ningún tipo de juicio

 

  1. Evitar las comparaciones

 

  1. Respetar su privacidad, aunque  es obligación de los padres saber con quién andan los hijos

 

  1. Facilitarles información preventiva sobre temas que nos preocupen (sexo, drogas, alcohol…) pero evitar inculcarles miedo

 

  1. Cuando demandemos algo como padres, explicarles cuáles son las razones, esto no quiere decir que les estemos pidiendo permiso, sino que simplemente hay motivos racionales detrás de nuestra demanda

 

  1. Si nos confundimos, pidamos perdón, ellos aprenderán que también pueden confundirse o errar y seguirán el ejemplo de sus padres

 

  1. Compartir con los hijos los problemas que afectan a la familia fortalecerá la unión familiar

 

 

  1. Evitar el sermoneo continuo, porque acabarán por no oírlo y perderá eficacia

 

  1. Cuando tengamos que hablar con ellos, hacerlo basándonos en los hechos y dejando claro cuál es la actitud que esperamos de ellos

 

  1. Valorar los esfuerzos que realizan, más incluso que el éxito que obtengan

 

  1. No ridiculizarles jamás, la valoración de los padres sobre los hijos incide directamente en la imagen que ellos tienen de sí mismos, y no podrán quererse y valorarse si sus padres no lo hacen

 

 

Los Hijos

 

 

  1. Los hijos saldrán reforzados de una educación donde se les tiene en consideración

 

  1. Al sentirse valorados, tendrán mejor imagen de sí mismos y serán capaces de enfrentarse a la vida

 

  1. Aquellos niños a los que se les ha permitido tomar decisiones y errar, aprenden más rápido y son más independientes

 

  1. Enseñándoles sus derechos y deberes dentro de la familia, aprenderán a actuar con responsabilidad

 

  1. Dejando que  ejerzan alguna influencia sobre lo que les ocurre, tendrán la oportunidad para poner en práctica sus recursos

 

 

 

 

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es