LA FAMILIA - TODOS CUIDAMOS DE TODOS

La familia es cosa de todos. Lo importante es buscar el equilibrio entre el sentimiento de pertenencia y el desarrollo individual de cada miembro.

 

 

 

Pautas para un “dulce” hogar

 

 

 

  1. Reforzar la idea de hogar seguro

 

  1. Alimentar el sentimiento de pertenencia a un núcleo familiar

 

  1. Mostrar afecto y aceptación por el resto de miembros

 

  1. Permitir que cada uno crezca y se desarrolle como ser único que es

 

  1. Ofrecer a cada hijo aquello que necesita (que no tiene por qué ser lo mismo que necesita el hermano)

 

  1. Hacer uso de una comunicación positiva, premiando los esfuerzos aunque no se logre el éxito.

 

  1. Evitar señalar únicamente lo negativo o lo que no nos gusta

 

  1. Estar atentos a las necesidades de los demás miembros de la familia, dando ánimo o simplemente escuchando

 

  1. Practiquemos la empatía, pongámonos en el lugar del otro, aunque no compartamos su opinión, nos ayudará a entenderle

 

  1. Disposición a renunciar a nuestros derechos a favor de los derechos de otro miembro (no siempre debe ceder el mismo)

 

  1. Cada uno tiene unos deberes en el hogar que debe asumir como miembro de la familia (en los niños, compartir estas tareas les da bienestar consigo mismo y  mejora su autoestima, favoreciendo su autonomía)

 

 

FUENTE CONSULTADA:

Dirección General de Familia Consejería de Familia y Asuntos Sociales  Comunidad de Madrid

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es