NO REGAÑES SI QUIERES QUE TU HIJO CAMBIE

 

 

  • Regañando sólo conseguirás odio, resentimiento y alejamiento

 

  • No trates de cambiar la forma de ser de tu hijo

 

  • Alimenta su autoestima mostrando aprecio y devoción

 

  • No insultemos ni menospreciemos

 

  • Siempre estamos comunicando: Cuida el lenguaje verbal y no verbal

 

  • Pon ejemplos concretos de lo que esperas y no esperas de él

 

  • Haz peticiones, no exijas

 

  • Pregunta y sugiere, pero nunca acuses

 

  • No pongas etiquetas negativas, céntrate en lo que quieres tratar

 

  • Plantea los problemas, no lo acumules

 

  • Escúchale cuando hable y ofrece soluciones que acerquen posturas

 

  • Evita el sarcasmo y la ironía

 

  • Interésate por sus actividades y expresa satisfacción por aquello que te haya gustado

 

  • Busca el momento y el lugar adecuado para charlar

 

 

 

FUENTE CONSULTADA:

Dirección General de Familia Consejería de Familia y Asuntos Sociales  Comunidad de Madrid

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es