18 TRUCOS PARA UNA VIDA MÁS FÁCIL

 

Nuestro camino por el mundo a veces no es lo sencillo que nos gustaría. Interactuar con la gente nos cuesta, ya sea en la escuela, en el trabajo o con la familia.

 

Pon en práctica algunos de estos consejos y verás cómo tu día a día se vuelve más fácil.

 

1. Presta atención a los pies

 

Si te acercas a dos personas que están en medio de una conversación y giran los torsos pero no sus pies, significa que no quieren que te unas a la conversación. De igual manera, cuando estás conversando con alguien que crees que te está prestando atención, pero sus pies apuntan a otra dirección, significa que quiere terminar la conversación.

 

2. Enfócate en los ojos

 

Cuando recién conoces a alguien trata de identificar su color de ojos mientras le sonríes. Puede que te quedes mirando por unos segundos de más, sin embargo te aseguro que te responderá.

 

3. Compromiso gradual

 

Cuando pedimos ayuda para una tarea complicada será difícil que encontremos apoyos. Si por el contrario pedimos algo pequeño como que nos indiquen una calle, luego pedimos que nos acompañe un poco para no perdernos, al final acabará llevándonos todo el camino hasta nuestro destino.

 

4. La hipérbole del favor

 

Pide ayuda para una tarea exageradamente complicada y te dirán que no; pídeles entonces lo que realmente querías (una tarea mucho más razonable) y estarán mucho más propicios a acceder a ella.

 

5. Disonancia cognitiva

 

Si le pides a alguien que te haga un pequeño favor, la disonancia cognitiva le hará creer que porque te hizo ese favor tú debes gustarle.

 

6. Contacto visual

 

Si preguntas algo a alguien y solo te responde parcialmente o con monosílabos, simplemente espera. Quédate en silencio y mantén contacto visual; seguramente la otra persona seguirá hablando.

 

7. Mira por sobre el hombro

 

Cuando te cruzas con la gente en la calle, mirando sobre el hombro de quien viene de frente, o entre sus cabezas si son un grupo, verás cómo se abren dejándote el paso.

 

8. El modo de hablar

 

La gente no recuerda lo que le dijiste, sino cómo le hiciste sentir con el modo en que lo dijiste.

 

9. La entrevista de trabajo

 

Te recomiendo alterar tu estado psicológico de antemano. Di: “Conozco a estas personas de toda la vida. Somos viejos amigos reencontrándose. No puedo esperar a verlos”. Visualiza la circunstancia apretándose las manos, viéndose a los ojos, conversando. Mantén una pose abierta, párate con las piernas separadas, las manos en la cadera y los hombros hacia atrás mientras sonríes. Esto puede sonar a cliché, pero tú estás a cargo de tu estado psicológico, y el poder de la sugestión es poderoso.

 

10. Muéstrate contento

 

Si te muestras muy contento de ver a otras personas ellas reaccionarán de la misma manera; no siempre sucede la primera vez, pero seguro sucede la siguiente.

 

11. Mantén la calma

 

Una de mis favoritas es cuando una persona se enoja conmigo. Yo permanezco en calma, lo cual le produce aún más enojo, y luego se avergüenza de ello.

 

12. Autoimagen

 

Las personas tienen una imagen certera de sí mismas y pelearán con uñas y dientes para aferrarse a ella. Usa esta información inteligentemente; pues podrás hacer que te detesten si atacas su autoimagen.

 

13. Cuando llegas a una fiesta

 

El secreto es entrar a una habitación con confianza y asumir que le agradas a todo el mundo.

 

14. Llámalos por su nombre

 

A las personas les encanta que las llamen por su nombre, así establecerán una relación de confianza y de amistad inmediatamente.

 

15. Sonríe por hábito

 

Si haces la sonrisa más grande que puedas, inmediatamente te sentirás más contento. Técnica muy eficaz para momentos de estrés.

 

16. Desarrolla la capacidad de elegir

 

Siempre dale a tus hijos una posibilidad de elegir. Por ejemplo, para que puedan elegir una u otra cosa pregúntale: ¿quieres falda o vestido? Les dará la falsa sensación de que son ellos los que eligen.

 

17. La memoria del roce

 

La gente siempre es extraordinariamente consciente del sentido del tacto. Si alguien accidentalmente te roza o apoya su brazo o rodilla contra la tuya, digamos que sabe que estás ahí.

 

18. Siéntate al lado

 

Si en una reunión social o de trabajo sospechas que alguien se te opondrá, siéntate a su lado, esto hará que su oposición le incomode y bajará la tensión.

 

 

 

 

 

FUENTE: Daniel A.

 

 

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es