CÓMO DAR MALAS NOTICIAS

No todo el mundo desea recibir una mala noticia. Tenemos derecho a no ser informados o al menos a no saber todo el detalle.

Dar malas noticias es algo para lo que nadie nos prepara, sin embargo a lo largo de nuestra vida personal y profesional probablemente tengamos que hacerlo.

Antes de nada, deberemos procurar tener la información completa y conocer el nivel de gravedad. No podemos tener dudas.

Promover la esperanza pero sin mentir.

 

 

Seis reglas de oro

 

 

¿Dónde?

 

  • Buscar un lugar discreto donde no vayan a ser interrumpidos

 

  • Prestar toda la atención al afectado

 

  • Ser cortés y amable, mostrando interés y respeto para que el afectado se sienta bienvenido, valorado y respetado

 

 

Descubriendo lo que sabe

 

  • Aunque ya se haya comentado el tema con el afectado, éste puede negar la situación como parte de su proceso de negación

 

  • Tener en cuenta las características culturales del afectado y amoldar la comunicación a su vocabulario

 

  • Observar su lenguaje VERBAL y NO VERBAL, esto nos dará muchas pistas de hasta dónde desea saber o si quiere hablar del tema

 

 

 

Qué y cuánto quiere saber

 

  • “¿Qué quiere saber?” es una pregunta inocua que da la oportunidad de tener una referencia de hasta dónde quiere saber el afectado

 

  • Si el afectado expresa el deseo de no saber más, dejaremos la puerta abierta para más tarde, dándole tiempo para que procese la información

 

 

 

Compartiendo información

 

  • Usar vocabulario adecuado para el afectado

 

  • Cuidar el lenguaje NO VERBAL (gestos, postura y mirada)

 

  • Mirar directamente pero no con mirada fija porque amedrentamos

 

  • Tono de voz medio, que no resulte autoritaria, ni temblorosa, hay que mostrar seguridad

 

  • Comunicarse correctamente, llamando a las cosas por su nombre, evitando los eufemismos

 

  • El afectado tiene derecho a expresarse y reaccionar de la mejor manera que considere, siempre dentro del marco de conductas socialmente aceptadas

 

  • Revisar el grado de comprensión “¿Me expliqué?” Si tenemos dudas de que nos hayan entendido, solicitaremos que nos lo expliquen con sus propias palabras

 

 

 

Reacción del afectado

 

  • Reacción socialmente no aceptable (romper cosas, salir corriendo, gritar, golpear objetos..) Dado el caso deberemos mostrarnos firmes e indicar que ea actitud es inaceptable

 

  • La reacción del afectado:

 

     -  ¿Le ayuda a sobrellevar el problema?     

                   (es parte de la solución)

 

  • ¿No le ayuda? (es un problema)

 

  • Comprender la reacción del afectado y darle apoyo

 

  • Dar esperanzas realistas y hablar de las medidas que se van a tomar conjuntamente

 

 

 

 

SER MÁS EMPÁTICOS AL TRANSMITIR LAS NOTICIAS

 

 

 

Guía para ofrecer apoyo

 

 

  • Aceptar las opiniones y los puntos de vista del afectado

 

  • Sensibilidad para discutir temas conflictivos o vergonzantes

 

  • Reducción de incertidumbre

 

  • Dar explicaciones comprensibles para el afectado

 

  • Desarrollar un plan conjunto

 

  • Clarificar los pasos que hay que seguir

 

  • Establecer planes de contingencia por si las cosas no e producen como estaban previstas

 

  • Hacer un resumen final

 

 

 

 

FUENTE:                               Karla Castillo Peña (Tesina Tanatología)

 

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es