COMO ANCLAR UNA EMOCIÓN

 

A lo largo de nuestra vida vamos asociando emociones a  determinados aspectos como un olor, una canción, una voz. Esto lo hacemos de forma inconsciente y por ello a veces reaccionamos de forma desmedida a determinadas circunstancias.

 

¿Cómo sería poder “programar” estas sensaciones de forma consciente?

 

En psicología esto recibe el nombre de ANCLA.

 

 

 

Procedimiento del Anclaje

 

 

 

  1. Piense en ese momento o situación de su vida que sintió ese recurso que busca (relajación, alegría, placer, orgullo, satisfacción…)

 

  1. Definir el “Ancla”:

 

  • El ancla debe de ser única, no puede formar parte de su conducta habitual

 

  • No puede estar asociada a otros estados o conductas

 

  • Es necesario que sea discreta, que se pueda realizar sin provocar extrañeza

 

  • El ancla puede ser físico, tocarse el pulgar, el índice o cerrar el puño de una forma especial funciona muy bien

 

  • El ancla puede ser auditiva, una palabra o frase que se diga a usted mismo (si busca seguridad “Me siento más y más seguro” o “¡Seguro!”

 

  • El ancla visual, un símbolo o recordar lo que estaba viendo cuando sintió ese recurso que busca

 

 

  1. Un vez escogido el ancla, hay que revivir ese sentimiento que busca y cuando llegue al punto culminante ancle el momento haciendo uso de su ancla

 

  1. Para alcanzar la plenitud de recursos, debe asociar los tres tipos de anclas (físico, auditiva, visual), para ello deberá usarlas de la misma forma y en la misma secuencia

 

  1. Re-experimente: Repita el proceso varias veces, esto será útil para poder ser capaz de acceder a ese estado cada vez que lo necesite

 

 


 

Esta técnica mental bien utilizada es una ventaja significativa.


 

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es