DISONANCIA COGNITIVA

 

 

Es la falta de congruencia entre lo que se hace y lo que se intuye que se debería hacer. Cuando esto ocurre, no nos queda más remedio que culpar de la situación a alguien ajeno a nosotros.

 

“Hago lo que puedo, pero la vida es así”

“Tengo mucho lío para llevarles al parque”

 

Nos damos argumentos a nosotros mismos cuando no cumplimos lo que sabemos que debemos hacer. Además, cuando nuestros hijos no responden como debieran, los padres solemos cargarles de culpa.

 

“Es que no tienes cuidado”

“Es que estás tonto”

“Hay que prestar más atención”

“Siempre se te olvida todo”

 

Sin embargo, deberíamos preguntarnos lo siguiente:

 

¿No soy yo el responsable de lo que ha sucedido?

¿Por qué le estoy culpabilizando?

 

Si verdaderamente queremos educar a nuestros hijos y ser buenos padres debemos comenzar por nosotros mismos. Por nuestro propio cambio.

 

 

 

En el parque

 

Nos ponemos a leer un libro o a hablar con otros padres y no nos fijamos si nuestro hijo se está peleando con otros niños

 

 

En la tienda

 

No les prestamos atención y  luego nos sorprende que nos recrimine la dependienta por el comportamiento de nuestro hijo

 

 

En el restaurante

 

Nos enfadamos cuando se ponen a molestar en otras mesas o estorbando el paso de los camareros

 

 

En el colegio

 

 

Si no traen a casa los deberes que tienen que hacer, los padres tendemos a solucionarles la situación pidiendo favores a los padres de otros compañeros de nuestro hijo

 

 

 

Les exigimos que se comporten como adultos sin haberles dotado de los recursos y habilidades necesarios para hacer frente a estas situaciones.

 

Tendemos a recriminarles, incluso pegando un cachete, por algo que ha hecho porque sencillamente nadie le ha dicho que no se hacía o porque no les hemos dado las alternativas que sí podían hacer.

 

Los padres debemos mostrar congruencia entre lo que decimos y lo que hacemos, si no existe dicha congruencia, los niños se fijarán en lo segundo.

 

 

 

FUENTE:          “Coaching para Niños” David Cuadrado

 

 

 

 

 

 

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es