EMOCIONES BÁSICAS: TRISTEZA

 

Cuando estamos tristes sentimos decaimiento del ánimo, falta de confianza y sensación de vulnerabilidad.

La tristeza es una emoción que invita a la reflexión, nos obliga a detenernos y prestar atención a algo que nos sucede. El problema es que, como eso duele, solemos esquivarla a toda costa, pero la emoción sigue ahí, llamando a nuestra puerta hasta que nos dispongamos a sentirla, aceptarla, para finalmente dejarla ir.

La tendencia es a replegarnos sobre nosotros mismos cuando nos invade esta emoción.

Lo expresamos mediante las lágrimas, poniendo cara de preocupación, fruncimos el ceño…

La tristeza tiene diferentes grados de intensidad, que irían desde la flojera, desánimo, pesimismo, desmotivación, apatía, desesperación…. Hasta la depresión.

Pero en la tristeza no todo es malo, puesto que una de sus funciones es permitirnos tomar conciencia y acceder a aspectos profundos de nuestro ser, valorar las cosas que realmente nos importan y tienen sentido.

 

 

 

FUENTE:   “DIARIO DE LAS EMOCIONES” por Anna Llenas

 

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es