INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA FAMILIA

 

  • Los problemas familiares NO deben ocultarse a los más pequeños de la casa, estos son más flexibles de lo que pensamos

 

  • Como padres debemos ser realistas y reconocer los errores que cometemos, los niños tienen que vernos con nuestros atributos y nuestros defectos

 

  • Los niños que son optimistas son más felices y tienen más éxito. La forma de  desarrollar una actitud optimista o pesimista es observando a sus padres

 

  • La enseñanza de  las capacidades para cultivar amistades debería comenzar desde pequeños

 

  • Dedicar  un tiempo determinado para jugar con los niños mejora la autoestima de los pequeños y les da confianza

 

  • Los límites y normas son esenciales en la vida de los más pequeños, los padres demasiado permisivos son la causa de los problemas de conducta que aparecen

 

  • Las actividades de servicio a la comunidad también enseñan a los niños muchas capacidades sociales

 

  • Muchos padres ocultan a sus hijos temas dolorosos como enfermedades o pérdida de empleo con el fin de evitarles daños, sin embargo de este modo los niños aprenden a NO afrontar la realidad y pierden oportunidades de aprendizaje para gestionar el estrés

 

  • Enseñar a los niños cómo relajarse frente a situaciones de dolor, estrés o ansiedad

 

  • Dejando que los hijos resuelvan sus propios problemas, adquieren autoconfianza, si el problema es demasiado complicado para su edad, podemos ayudarle a gestionarlo

 

  • Las reuniones familiares son una forma ideal de enseñarles  a funcionar en grupo

 

 

  • Los buenos modales son extremadamente importantes para la escuela y el éxito social

 

  • El sentido del humor no sólo constituye una capacidad social importante, sino que representa también un factor significativo para la salud del niño

 

  • Hacer hincapié diario en los aspectos positivos de la vida

 

  • Es necesario que los niños aprendan autodisciplina, manejo del tiempo y capacidades de organización

 

  • Ver demasiado la televisión NO promueve la inteligencia emocional

 

  • Se está demostrando que el uso de ordenadores y tecnología en general aumenta las capacidades intelectuales del niño, siempre que se tenga en cuenta el tipo de uso que se realiza del mismo

 

  • Los programas y videojuegos violentos desensibiliza a los niños frente a las necesidades y preocupaciones de los demás

 

  • Alentar a los hijos a seguir esforzándose aún cuando se quejen

 

  • La intimidad y la confianza van de la mano, hay que comprender la diferencia entre lo que se puede mantener privado y lo que los padres deben saber

 

  • Hablar de los problemas y los sentimientos puede cambiar la forma en que el cerebro del niño se desarrolla, creando vínculos entre la parte emocional y racional

 

  • Una forma positiva es educar a los hijos para que aprendan a buscar soluciones en vez de tratar de evitar los problemas

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es