CÓMO REDUCIR LA RIVALIDAD ENTRE HERMANOS

 

 

  1. Trata a tus hijos como personas individuales resaltando las características únicas y sus logros personales

 

  1. Elogia cuando juegan juntos o se ayudan entre los hermanos

 

  1. Dedica tiempo a tus hijos de forma individualizada, llevándolo a comprar al supermercado, proponiéndole que te ayude con una tarea…

 

  1. Sé consciente de cómo resuelves los conflictos porque tus hijos tomarán ejemplo

 

  1. Dale mucho amor y cariño a tus hijos porque de ello también aprenden

 

  1. Apoye que sus hijos realicen actividades separadas de sus otros hermanos

 

  1. Nunca haga comparaciones entre los hermanos

 

  1. Permanece neutral ante las peleas, no tome partido por ninguno de ellos. Pide que acabe la palea y no dar cabida a argumentos o explicaciones

 

  1. Enseña alternativas a las peleas: alejarse de ellas, negociar..

 

  1. Muéstrate siempre abierto a la charla, los niños necesitan expresarse

 

  1. Establece reglas específicas de convivencia: “No pegarse” “ No insultarse”…

 

  1. No trates igual a tus hijos, cada uno tiene diferente personalidad y distintas necesidades

 

  1. Permite que tus hijos resuelvan sus conflictos, evita hacer el papel de juez

 

 

  1. No permitas que los niños se lastimen entre ellos, evite las peleas con puños

 

  1. Evita situaciones que ocasionen rivalidad entre los hermanos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE CONSULTADA:

Dirección General de Familia Consejería de Familia y Asuntos Sociales  Comunidad de Madrid

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es