LA REBELDÍA Y SU CURA

 

 

 

La rebeldía en los niños es una respuesta inapropiada o incluso agresiva ante situaciones de cambio: un nuevo hermano, una mudanza, un cambio de colegio, desacuerdos entre los padres en relación a su educación, falta de límites claros…

 

 

EVOLUCIÓN DE LA REBELDÍA

 

2 a 3 años

 

1. Dice NO a cualquier propuesta, aunque al final acabe

     aceptando

 

2. Está esbozando su propio YO (autoafirmación)

 

 

4 a 6 años

 

1. El niño ha incorporado a su vida unas normas y hábitos

     básicos

 

2. Ha superado la fase  de autoafirmación

 

3. Le gusta mandar y alardear de su autonomía

 

4. Se enfada frente a los fracasos

 

 

7 a 14 años

 

1. Influencia de grupos sociales

 

2. La felicidad y el éxito pasan por tener una buena imagen de

     sí mismos

 

3. Cuando está convencido de lo que quiere hacer o decir, es

     capaz de desafiar la autoridad de sus padres

 

 

Adolescencia

 

1. Crisis de identidad

 

2. Protestan si se les considera niños

 

 

 

QUÉ HACER SI….

PROTESTAN

CONTESTAN

 

1.Ignorar los reproches

 

2.Hacerles ver que esa no es la mejor

    forma de conseguir sus propósitos

 

3.Nos mostraremos firmes en nuestra

    decisión

 

4.Aprovecharemos los ratos que estén

   calmados para explicarles por qué

    tienen que hacer eso que más les

    disgusta

 

5.Establecer acciones para resolución

   de conflictos donde ellos puedan

   aportar también ideas

 

 

1.No corresponderemos con enfado

 

2.Recordarles que ese no es el

   comportamiento

 

3.Hacer uso del humor: “¿Quién ha

   dicho  eso? ¿Y dónde está mi hijo?”

 

4.”Entendemos que estés enfadado

    pero no necesitas contestar así”

 

5.Estableceremos unas normas

    básicas para solucionar el problema

    de las malas contestaciones

 

6.Aprovechar momentos de calma para

   hablar de lo sucedido

 

 

 

CONSEJOS PARA SOBRELLEVARLO

 

1.Por mucho que grite, no cumpliremos los deseos de nuestro hijo hasta que no lo

   diga correctamente

 

2.Contarles historias donde el comportamiento del personaje no sea adecuado y

    lo comentaremos para ayudarle a expresar sus sentimientos

 

3.Si los padres contestamos mal, estaremos dando un mensaje contradictorio

 

4. Si la rebeldía o contestación sucede en un lugar público, nos mantendremos al margen y cuando lleguemos a casa hablaremos de lo ocurrido con calma

 

5.Elogiemos el trato y el comportamiento correcto de nuestros hijos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE CONSULTADA:

Dirección General de Familia Consejería de Familia y Asuntos Sociales  Comunidad de Madrid

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es