MI HIJO NO ME HABLA CON RESPETO

 

 

 

Para que los hijos hablen bien, no sólo hay que enseñarles desde pequeños, sino que también hay que dirigirse a ellos igual.

 

La falta de consideración verbal pasa desapercibida, pero es tan importante como el maltrato físico.

 

La primera salida de tono debe ser corregida. No dejar que se convierta en una costumbre  que más tarde será difícil de cambiar.

 

  1. Educa desde pequeños a dirigirse con respeto

 

  1. Trata con educación a tus hijos y evita palabras hirientes

 

  1. No permitas salidas de tono, aunque sea pequeño

 

  1. Da ejemplo cuando hables con otras personas

 

  1. No te rías cuando conteste de malas formas, aunque haya sido gracioso

 

  1. Enséñale que con las palabras puede hacer daño a la gente

 

  1. El pasotismo, el desprecio, las malas palabras o un lenguaje agresivo demuestra falta de respeto y rompe la buena comunicación

 

 

 

 

 

 

 

 

FUENTE CONSULTADA:

Dirección General de Familia Consejería de Familia y Asuntos Sociales  Comunidad de Madrid

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es