COMPARTIR O NO COMPARTIR

 

 

 

Todos los padres deseamos que nuestros hijos sean agradables y hábiles socialmente. Por ello, insistimos una y otra vez en que compartir es bueno y es lo correcto.

 

Sin  embargo, ¿esto es siempre así?

 

 

 

Claves para compartir

 

 

  1. Es bueno que el niño distinga cuáles son sus pertenencias en la casa, y para hacer uso de ellas le tengan que pedir permiso, como él tendrá que hacer si quiere coger algo de otra persona

 

  1. Debe aprender que cuando alguien comparte algo, se espera que lo cuide y lo trate con respeto y cariño

 

  1. No se puede imponer como una orden el compartir, sino que el niño deberá de ir aprendiendo las ventajas de ampliar el círculo de lo que tenemos

 

  1. Compartir no significa dejar inmediatamente el juguete que tienen entre las manos, no es justo que lo comparta cuando aún no ha disfrutado de ello

 

  1. Compartir no significa dejar todo lo que uno tiene, puede haber un objeto muy personal o  especial para nuestro hijo, que no quiera cederlo, en este caso habrá que tomar precauciones de no  exponer dicho objeto a la vista de otros niños

 

  1. Hay que enseñar a los niños a pedir correctamente los objetos que otros tienen “¿Puedo jugar un ratito? Luego te lo devuelvo”

 

  1. En el caso en que otro niño no quiera dejar sus juguetes a nuestro hijo, le ayudaremos a superar la frustración, llamando su atención sobre las características de otro juguete

 

  1. Si hay otro niño que nunca le presta nada, no es justo que  forcemos a nuestro hijo a ceder los suyos, ya que esto le pone en una situación de sumisión y sus derechos son tan importantes como los de los otro niños

 

  1. Enséñale fórmulas para recuperar sus juguetes “Me voy a casa ¿me lo das?” o “Ahora me apetece jugar a mi”

 

 

 

 

 

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es