REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR A BEBÉS Y NIÑOS

 

Consiste en oxigenar los pulmones y mantener la circulación de la sangre.

 

El primer paso es pedir ayuda profesional, ya que la reanimación es mucho más eficaz cuando la realizan personas entrenadas.

 

En situaciones límite el tiempo es un factor decisivo, por ello conviene conocer los pasos de la reanimación.

 

 

Apertura de vías respiratorias

 

 

  1. Colocar al bebé o niño boca arriba sobre una superficie dura y plana, descubriéndole el pecho

 

  1. Inclinar ligeramente la cabeza hacia atrás, evitando que se cierre la boca (en esta posición la lengua no obstruye la tráquea)

 

  1. Comprobar si respira poniendo el oído cerca de su boca y nariz, en caso de que no respire pasamos al siguiente paso…

 

 

Respiración boca a boca (niños) / boca a boca-nariz (bebés)

 

 

  1. Coger  un poco de aire, respirar cubriendo con nuestra boca la nariz y la boca del bebé o la sólo la boca del niño

 

  1. Soplar lenta y suavemente durante un segundo o segundo y medio hasta que se levante el pecho

 

  1. Separar nuestra boca para dejar que salga el aire y repetir tres veces seguidas

 

  1. Comprobar si el corazón late, si late continuar con las respiraciones boca a boca-nariz / boca a boca, a ritmo de una respiración cada tres segundos.

 

         En el caso de que el corazón no late, pasamos al siguiente paso…

 

 

 

IMPORTANTE:

Si el pecho del bebé o niño no se levanta tras dos intentoscon la cabeza en la posición correcta, es posible que algo obstruya las vías respiratorias. En este caso, deben aplicarse las maniobras indicadas para la asfixia

 

 

Masaje cardiaco

 

 

  1. Dependiendo de la edad de la víctima:

 

  • De 0 a 1 año:

 

Colocar los dedos medio y anular de una mano en el centro del pecho (mitad del esternón) con los que realizamos cinco comprensiones rápidas, de forma suave y rítmica, deprimiendo el tórax unos dos centímetros

    

                                   

  • De 1 a 8 años:

 

                Colocar la base de la palma de una mano en el centro del pecho,

                entre sus pezones,y se realizan cinco compresiones.

   

 
  • A partir de 8 años:

 

                Colocar la base de la palma de una mano en el centro del pecho,

                apoyando la otra mano sobre la primera y entrelazar los dedos,

                realizando cinco compresiones.

 

 
  1. Realizamos respiración boca a boca-nariz

 

  1. Y después otras cinco compresiones de pecho

 

  1. Seguir a este ritmo (cinco compresiones y una respiración cada tres segundos) comprobando cada minuto si se sienten los latidos cardiacos.  Si esto ocurre, continuar sólo con la respiración boca a boca-nariz o boca  a boca hasta que el bebé/niño respire por sí solo

 

         0 - 1 año

        1 a 8 años

 A partir de los 8 años

CONTACTO:

 

quepadres@quepadres.es